Literatura, amor y esperanza

El secreto siempre es el amor

En los suburbios de Chile

Una obra que subraya la importancia de la esperanza y el amor como auténticos motores de la humanidad.

Mucha gente busca el amor, busca ser querida. Eso no hace feliz. La felicidad se presenta muy fácilmente cuando nosotros amamos.

 

 

Fuente: www.plataformaeditorial.cl


Desde muy joven, Karoline quiso ir como misionera a la India o China, pero la congregación religiosa a la que pertenecía la envió a Chile, país al que llegó en el año 1968. Desde entonces, ha trabajado sin descanso para conseguir que los más pobres tengan comida, educación y salud, en un contexto socio-político complejo y sobreponiéndose al dolor y a las injusticias humanas.

¿Cómo logra una mujer nacida en la idílica Baviera superar las fronteras culturales, el absurdo y la crueldad de una dictadura y las rígidas estructuras institucionales? ¿Por qué decidió abandonar la orden y por qué eligió darlo todo por los pobres y renunciar a la posibilidad del amor? En El secreto siempre es el amor, Karoline Mayer cuenta la historia de su vida, en la que no faltó el miedo, el peligro y algunos fracasos, pero, por suerte y por su fuerte convicción personal, tampoco faltaron el coraje y la determinación necesaria para llevar adelante el sueño de construir un mundo mejor.

En las diversas obras de la Fundación Cristo Vive, así como en cada uno de los encuentros con diversos personajes (la esposa de Augusto Pinochet, Salvador Allende, la Madre Teresa de Calcuta, el Papa Juan Pablo II y el entonces cardenal Joseph Ratzinger, entre otros), Karoline ha demostrado, más allá de su aspecto frágil y delicado, ser una mujer firme, con una gran fortaleza, un enorme poder de convocatoria y una capacidad de entrega infinita.


Mucha gente busca el amor, busca ser querida. Eso no hace feliz. La felicidad se presenta muy fácilmente cuando nosotros amamos. Sor Karoline es la Madre Teresa de Latinoamérica.

La Autora

Karoline Mayer Hofbeck

Eichstätt, Alemania, 1943.

Karoline Mayer Hofbeck nació en 1943 en la ciudad alemana de Eichstätt. Tras haber cursado el bachillerato en Steyl (Holanda), ingresó como novicia en la Congregación Misionera de las Siervas del Espíritu Santo. Aunque su deseo era viajar como misionera a la India o China, en 1968 fue enviada a Chile.
Desde su llegada a este país, vivió entre los más pobres trabajando por ellos junto a otros religiosos y laicos. Se graduó como enfermera en la Universidad de Chile, promovió la creación de orfanatos, parvularios y centros de salud, desarrolló programas de apoyo a organizaciones comunitarias, así como de capacitación para mujeres, jóvenes y personas sin empleo.
En 1990, con el retorno de la democracia a Chile y, con ella, de numerosas oportunidades sociales, Karoline crea la Fundación Cristo Vive, que actualmente atiende a más de 28.000 personas de escasos recursos en las áreas de salud, educación infantil, formación en oficios para jóvenes y rehabilitación de drogodependientes.
Por su intensa labor, «la Madre Teresa de Latinoamérica» -como muchos llaman a Karoline Mayer- ha recibido numerosas distinciones, tales como la Orden al Mérito de la República Federal Alemana, el Premio Shalom por la Universidad Católica de Eichstätt, la Medalla al Mérito del Land Baden-Württemberg, el Premio Cardenal Agustín Bea de la Fundación Internacional Stiftung Humanum y la Nacionalidad Chilena concedida por especial gracia en el año 2001.

Deja un comentario

Hay 234 invitados y ningún miembro en línea
Implementado y Desarrollado por Brouter SpA
Our website is protected by DMC Firewall!